Estudio



Intravenous Ibuprofen for Treatment of Post-Operative Pain: A Multicenter, Double Blind, Placebo-Controlled, Randomized Clinical Trial

Andrea Gago Martínez1*, Blanca Escontrela Rodriguez1, Antonio Planas Roca2, Alberto Martínez Ruiz1

1Department of Anesthesia, Resuscitation and Pain Therapy, Cruces University Hospital, Barakaldo, Vizkaya, Spain, 2Department of Anesthesia, Resuscitation and Pain Therapy, The Princess University Hospital, Madrid, Spain

Este artículo ha sido originalmente publicado en PLOS | ONE. Está disponible en la referencia bibliográfica PLOS ONE | DOI:10.1371/journal.pone.0154004 May 6, 2016.

Resumen

Introducción

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) se suelen integrar en el abordaje multimodal del dolor postoperatorio, aunque su uso, actualmente, está limitado por los efectos secundarios. El objetivo específico del presente estudio fue evaluar la eficacia y la seguridad de una nueva formulación de ibuprofeno intravenoso (i.v.) para el manejo de dolor postoperatorio en la población europea.

Métodos y resultados

Un total de 206 pacientes, sometidos a una intervención quirúrgica abdominal u ortopédica, fueron asignados de forma aleatoria en un ratio 1:1 para recibir ibuprofeno i.v. 800 mg o placebo cada 6 horas. Todos los pacientes tenían acceso a morfina a través de una bomba de analgesia controlada por el paciente. La variable principal fue la mediana de consumo de morfina durante las primeras 24 horas tras la intervención quirúrgica. La media±EEM de los requerimientos de morfina se redujo de 29,8±5,25 mg a 14,22±3,23 mg (p=0.015), y dio lugar a una disminución del dolor en reposo (p=0,02) medida por medio de una escala visual analógica (EVA) que pasó de una media±EEM de 3,34±0,35 a 0,86±0,24, así como también se apreció una reducción del dolor en movimiento (p=0,02), de 4,32±0,36 a 1,90±0,30, en el grupo de tratamiento con ibuprofeno. Los resultados del EVA del grupo placebo en reposo pasaron de 4,68±0,40 a 2,12±0,42, y en movimiento de 5,66±0,42 a 3,38±0,44. Los acontecimientos adversos que se observaron durante el tratamiento fueron similares en ambos grupos de estudio, y no hubo diferencias en la incidencia global de los mismos.

Conclusiones

La administración perioperatoria de ibuprofeno i.v. 800 mg cada 6 horas en pacientes sometidos a una intervención quirúrgica abdominal disminuye los requerimientos de morfina y la puntuación del dolor. Además, ibuprofeno i.v. fue seguro y bien tolerado. Como consecuencia, consideramos adecuado que los protocolos para el manejo de dolor postoperatorio incluyan ibuprofeno i.v. 800 mg cada 6 horas como opción para poder ofrecer a los pacientes un beneficio analgésico, al tiempo que se disminuyen los riesgos potenciales asociados al consumo de morfina